Contar con un seguro médico es una gran ventaja y un beneficio con el que toda persona debería contar. Además de la importancia de conocer las coberturas que contempla su póliza de seguro y saber la respuesta a una interrogante que siempre está en mente ¿Existen pruebas para las que necesito autorización previa?

Pues dependiendo de la póliza contratada, hay pruebas que es posible realizarlas sin que tenga una autorización. Sin embargo, la mayoría de las pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas requiere previa autorización de la compañía de seguros. Asimismo, para aprobar la hospitalización del asegurado.

Particularidades de su póliza personal o colectiva

Lo más conveniente es que conozca las particularidades de su póliza personal, o del seguro colectivo. En caso de que se trate de una póliza de la empresa donde trabaja. Por lo general, de acuerdo a la compañía con la que suscriba la póliza de seguro de salud, la autorización es un requisito indispensable para ciertos realizar ciertos tratamientos e intervenciones.

Por ejemplo, tratamientos de fisioterapia, rehabilitación, pruebas diagnósticas no frecuentes, pruebas genéticas y muchas otras. Las pruebas oncológicas y cardiológicas también requieren autorización.

De hecho, cuando la autorización previa es un requisito, las empresas especializadas ofrecen diferentes alternativas para realizar el trámite. Siempre buscando la forma más efectiva y cómoda para el asegurado.

En este sentido, algunas empresas permiten solicitar la autorización por teléfono de atención al cliente o vía online, por la página web de la compañía. También es posible solicitarla vía e-mail. Así que es importante que disponga siempre de esta información y la tenga en su móvil o en cualquier otro dispositivo para acceder a ella fácil y rápidamente.

Al realizar la solicitud y finalizar el trámite, rápidamente la empresa aseguradora facilitará el documento para presentar al médico o centro médico al que va destinada la autorización.

Pero, por otra parte, la mayoría de las empresas incluyen en las pólizas de seguros, pruebas o tratamientos, citologías o radiografías, que por lo general no requieren que la empresa aseguradora las autorice.

Así que es importante, en caso de presentarse alguna emergencia médica, que se conozca las pruebas que la póliza particular de cada asegurado, permite realizar con o sin autorización.

¿Por qué se requiere autorización para ciertas pruebas médicas?

Hay ciertas razones por las que es necesario tener autorización de la empresa aseguradora, para realizar algunas pruebas médicas. Pues, las carteras de clientes de una empresa son muy amplias, son muchos los suscriptores de seguros. Y la organización es clave para garantizar el buen funcionamiento de la empresa

Es a través de este procedimiento que es posible para la empresa comprobar ciertos datos del asegurado que solicita la autorización. Le permite, además, controlar y verificar si las garantías a que desea acceder el asegurado se encuentran incluida en las contratadas en su póliza particular.

De igual forma, la compañía se asegura y que no existan períodos de carencia para la enfermedad, el tratamiento o la prueba para la que solicita la autorización. Además, con este procedimiento, es posible verificar si el asegurado está correctamente dado de alta y no tiene cuotas pendientes de la prima del seguro.

Es por lo tanto un procedimiento a través del cual, se comprueba si no se excede de los límites de su seguro o si las pruebas o tratamientos que requiere realizarse, están relacionados con alguna enfermedad previa a la contratación de la póliza.

De manera que la autorización no solo es un trámite administrativo que retrasa el ingreso a un centro hospitalario o la realización de una prueba o tratamiento. Es un método de control de parte de la aseguradora, del proceso de verificación del estado de la póliza particular de cada asegurado.

Es la manera de garantizar que todo está en orden con relación a la póliza de seguro de salud de cada asegurado. Es cierto que causa malestar y molestia para el usuario, pero también es menos probable que surjan inconvenientes con relación a su póliza de seguro.